consejos_warren_buffet

Los mejores 71 consejos de Warren Buffet

Warren Buffet no solo es conocido por sus inversiones y su inteligencia en el mercado bursátil, sino también por su filosofía y filantropía. Y es que en 2006 anunció un plan para donar el 99% de su fortuna a obras de caridad. Yo he leído varios de sus libros y destaco estos 71 consejos que aplicare a mi vida.

  1. Nunca pierdas dinero.
  2. Nunca olvides la regla Nº1.
  3. A los que esperan les llegan cosas buenas, siempre que escojan la acción correcta.
  4. No puede hacer un buen trato con una mala persona.
  5. Es más fácil meterse en problemas que salir de ellos.
  6. Deberías invertir como los matrimonios católicos: para toda la vida
  7. El dinero no compra la felicidad.
  8. El mercado, como el señor, ayuda a los que se ayudan a sí mismos. Pero a diferencia del señor, el mercado no perdona a los que no saben lo que hacen.
  9. Las cadenas del hábito son demasiado ligeras como para notarlas hasta que se vuelven demasiado pesadas como para romperlas.
  10. Casarse por dinero es siempre una mala idea, pero es una auténtica locura si ya eres rico.
  11. No hace falta hacer cosas extraordinarias para obtener resultados extraordinarios.ofertas ebay
  12. Tienes que pensar en las acciones como pequeñas piezas de negocios.
  13. Mi idea de una decisión de grupo es mirar al espejo. Para hacer fortuna en el mundo de las inversiones tiene que aprender a pensar de forma independiente, y para ello se tiene que sentir cómodo estando solo.
  14. Deberías invertir en un negocio que hasta un tonto pueda dirigir, porque algún día lo hará.
  15. Hasta cierto punto, el dinero puede hacerle moverse en ambientes más interesantes. Lo que no puede hacer es que le quiera más gente o menos o que goce de mejor o peor salud. La verdad es que el exceso de grandes cantidades de dinero puede aportar grandes cantidades de mísera a su vida.
  16. Todo lo que no pueda mantenerse en movimiento eternamente se detendrá.
  17. El idioma de los negocios es la contabilidad.
  18. Los giros esperados casi siempre toman otros giros.
  19. Si un negocio va bien, con el tiempo las acciones acabarán yendo bien.
  20. Gestionar la propia carrera profesional es como invertir: el grado de dificultad no cuenta. Así pues, subir al tren adecuado le ahorrará dinero y sufrimientos.
  21. En un negocio difícil, en cuanto se soluciona un problema aflora el siguiente. Nunca hay una sola cucaracha en la cocina.
  22. Todas las miserias del hombre derivan en que no es capaz de quedarse sentado solo y sin moverse en una sala.
  23. Con un millón de dólares en el bolsillo y los suficientes “soplos” te puedes ir a la ruina en un año.
  24. Hay que leer los informes anuales, pero sin llegar las ecuaciones con letras griegas. Si el cálculo o el álgebra fuesen imprescindibles para ser un buen inversor, tendría que volver a ser repartido de periódicos.
  25. Tienes, que pensar por ti mismo. Siempre me sorprende cómo es posible que personas con gran cociente intelectual imitan a otros de forma mecánica.
  26. Es bueno aprender de la propia experiencia, pero también hacerlo de la experiencia de los demás si se tiene la oportunidad.ofertas ebay
  27. ¿Podrías explicar a un pez en qué consiste caminar por la tierra? Un solo día con los pies en el suelo vale más que mil años de explicaciones, y lo mismo podría decirse de dirigir un negocio.
  28. Solo cuando baja la marea descubres quién se bañaba desnudo.
  29. Cuando las ideas fallan, las palabras resultan de gran utilidad. Lo que quiere decir es que cuando nuestra buena idea no llega a buen puerto y perdemos el negocio utilizaremos las palabras para conformar una gran excusa y no dar la imagen de ser unos incompetentes.
  30. ¿No sería maravilloso que pudiéramos comprar amor por un millón? Por desgracia, la única manera de ser querido es dejarse querer. Siempre obtienes más de lo que das. Si no das nada, nada recibes a cambio. No hay nadie, que yo conozca, que inspire amor en los otros y no lo vea como un triunfo. Y tampoco puedo ver a las personas que no son amadas sintiéndose realizadas.
  31. El amor y el respeto se corresponden, realmente, con amor y respeto, y ése es el primer paso del camino hacia el éxito en la vida.
  32. Si siempre acertaras en el hoyo al primer golpe no tardarías mucho en dejar de jugar al golf.
  33. Llega un momento en el que debes empezar a hacer lo que quieres, a trabajar en lo que te gusta. Eso te hará levantarte cada mañana de un salto.
  34. Un amigo mío se pasó 20 años buscando a la mujer perfecta, por desgracia, cuando la encontró descubrió que ella estaba buscando al hombre perfecto.
  35. Nunca le preguntes a un barbero si necesitas un corte de pelo. Pregúntele a un asesor si hay algún problema y lo encontrará, aunque no lo haya. Warren ha descubierto que esta máxima es cierta en el caso de los banqueros, inversores, asesores gestores, abogados, mecánicos, consultores paisajistas y similares. La gente que cobra por solucionar problemas siempre los encontrará porque allí donde no los hay, nada hay que arreglar.
  36. Los análisis suelen decir más del analista que de lo supuestamente analizado. Los analistas no tienen una bola de cristal que puedan consultar para ver el futuro, lo que sí tienen son hipotecas que amortizar e hijos en edad universitaria. En Wall Street gusta que haya mucho movimiento de transacciones, lo que implica que se recitan razones que justifiquen cuantos más cambios mejor en la cartera de inversiones. Si el analista dice que los tipos de interés van al alza, los inversores venden las acciones, si dice que van a bajar, los inversores compran. Y hacen lo mismo con títulos concretos: predicen ingresos más gajos este trimestre y el inversor vende, y predicen mayores ingresos al siguiente y el inversor compra. Wall Street vive de ese movimiento de dinero entre inversores, por ello sus analistas, naturalmente, encontrarán mil y un motivos para que el inversor haga precisamente eso: ir de una inversión a otra. El problema es que todo ese movimiento de transacciones no le hará rico.
  37. Las escuelas de negocios premian los comportamientos complejos más que los simples, pero la simpleza es más efectiva. Parece que el hombre no puede desligarse de esa perversa naturaleza que le hace disfrutar complicando lo sencillo.
  38. Cualquier profesión es, en el fondo, una conspiración contra los profanos. Sólo cuando las cosas se vuelven difíciles de entender se necesitas expertos. Wall Street es un negocio que consiste en vender su experiencia y conocimientos a la hora de escoger valores para que invirtamos en ellos, y por ello los agentes de bolsa tienen tanto interés en mostrar el juego de la inversión como algo complicado que escapa al entendimiento de los ciudadanos de a pie. Su estratagema es simple: van a hacerse ricos haciéndote rico a ti y saben que acudirás a ellos una y otra vez convencido de que el juego es demasiado complejo para comprenderlo. Y nadie pregunta por qué, si tan listos son, necesitan el dinero de los demás para hacerse ricos. A lo mejor necesitan nuestro dinero porque el juego nada tiene que ver con ganar dinero invirtiendo. Al contrario, obtienen los ingresos de las comisiones que cargan cuando un inversor entra y sale en el juego.
  39. Un agente de bolsa es aquel que invierte los dineros de otros hasta que han desaparecido por completo.
  40. Recomendar mantener una inversión durante 30 años supone un nivel de sacrificio difícil de observar en un monasterio, no digamos ya en una agencia de corredores de bolsa. Su agente de bolsa preferiría hacer huelga de hambre antes de adoptar la estrategia de Warren de comprar y conservar. No es que los agentes no crean que el valor vaya a aumentar, se trata de que no vayan a aumentar ellos sus ingresos. Obtienen todo su dinero de las comisiones que reciben cuando un inversor compra y vende títulos. Cuando más entre y salga, más dinero ganará, y siempre parecen tener un buen motivo para que saque el dinero de un sitio y lo traspase a otro.
  41. Si un agente tiene más de una buena idea al año, lo más probable es que sean artimañas. Si su agente quiere que venda las acciones que le recomendó adquirir hace un mes porque las condiciones del mercado han variado, quizá sean algo más que artimañas, a lo mejor no es más que un embaucador.
  42. Diversificar es un escudo frente a la ignorancia, no tiene demasiado sentido para aquellos que saben lo que hacen.ofertas ebay
  43. Si no se llega a comprender lo que se está haciendo, lo mejor es diversificar ampliamente las inversiones con la esperanza de que alguno de los huevos del nido salga adelante. Si su asesor sobre inversiones le recomienda que invierta en gran cantidad de productos, en realidad le estará diciendo que no sabe lo que hace y que quiere protegerle de su ignorancia. Warren sabe lo que hace, por ello prefiere concentrar sus inversiones en unos pocos huevos, que luego vigila como si fuera un halcón.
  44. Wall Street obtiene sus beneficios del movimiento, pero el inversor los obtiene de la quietud.
  45. Lo bueno, si es mucho, puede ser maravilloso.
  46. Un inversor sólo debería diversificar ampliamente sus inversiones cuando no entiende lo que hace.
  47. En la vida basta con hacer unas pocas cosas bien, siempre que no hagas demasiadas cosas mal.
  48. Si nos permitimos ser indisciplinados en las pequeñas cosas probablemente acabaremos siendo indisciplinados también en las grandes.
  49. Imagine que posee un coche que ha de durarle toda la vida. Naturalmente que lo cuidaría bien, le cambiaría el aceite antes de lo necesario, conduciría con cuidado, etc. Y ahora piensa en que sólo va a tener una mente y un cuerpo. Prepárelos para la vida, preocúpese de ellos. Nuestro principal activo como personas somos nosotros mismos, así que hay que cuidarse y optimizarse.
  50. Al buscar empresas que adquirir adoptamos la misma actitud que muchos considerarían adecuada al buscar pareja: conviene que sea activa, interesante y abierta de miras, pero que no tenga prisas.
  51. De los siete pecados capitales, la envidia es el más tonto, porque cuando la tienes no te sientes mejor. Te sientes peor. He tenido algunos buenos momentos como la glotonería…En la lujuria mejor no entrar.
  52. Simplemente intentamos ser temerosos cuando los otros son codiciosos y codiciosos solo cuando los demás se muestras temerosos. Recuerde, cuando los precios se van por las nubes es el momento de decir adiós. Pero cuando los precios caen, ha llegado la hora de hacer una llamada al agente de bolsa. En un mercado alcista los inversores se muestran codiciosos y disparan más y más el precio de las acciones, lo que atrae cada vez a más personas. En estas situaciones Warren se asusta y se mantiene alejado del mercado. En cambio, en un mercado a la baja, los inversores se muestran temerosos porque nadie quiere quedarse con las acciones. Por eso las venden como posesos, sin plantearse el valor económico subyacente a largo plazo de los negocios.ofertas ebay
  53. Cuando te encuentras en un hoyo, lo más importante es no seguir cavando. Si estamos en una mala inversión, lo peor que podemos hacer es seguir metiendo dinero.
  54. El riesgo viene de no saber lo que se está haciendo.
  55. Lo que no vale la pena hacer no vale la pena hacerlo bien.
  56. Si no se cometen fallos, no se puede tomar decisiones.
  57. La inversión debe tener una base racional, si un negocio no se comprende, mejor abstenerse.
  58. Me despiertan muchas sospechas las personas que son muy buenas en algún negocio (también podrían ser buenos deportistas o buenos artistas) y empiezan a dar consejos a todo el mundo sobre cualquier cuestión.
  59. Por alguna razón las personas prestan más atención al precio que al valor. El precio es lo que se paga, pero el valor es lo que se obtiene a cambio.
  60. Todo lo que sube no tiene, necesariamente, por qué bajar.
  61. La clave está en que el mercado de valores se limita a poner precios, así que está ahí para ayudarte, no para darte lecciones.
  62. El partido más inteligente que se puede tomar en una guerra de pujas es el perdedor.
  63. Nunca intento ganar dinero en el mercado de valores, compro pensando que podrían cerrarlo al día siguiente y no volverlo a abrir en cinco años.
  64. La historia nos enseña que no aprendemos de la historia.
  65. Considera las fluctuaciones del mercado un amigo más que un enemigo: aprovéchate de la histeria en vez de participar en ella.
  66. La incertidumbre es en realidad amiga del inversor a largo plazo.
  67. De poco sirven el talento o el esfuerzo… algunas cosas sólo necesitan tiempo. No puedes tener un hijo en un mes embarazando a nueve mujeres.
  68. Compra sólo aquello que estarías encantado de conservar aunque el mercado cerrara durante diez años.
  69. Si los mercados fueran eficientes yo hoy sería un vagabundo con un cazo de hojalata.
  70. Por lo que a mí respecta, el mercado de valores no existe. No es más que una referencia para ver si alguien está dispuesto a cometer alguna locura.
  71. En los multimillonarios que conozco, el dinero sólo acentúa los rasgos de personalidad que ya tenían. Si eran imbéciles antes de ser ricos, han pasado a ser imbéciles montados en el dólar. El dinero sólo hace que seas más de lo que eres. Si eres atento y generoso antes de tenerlo, aún lo serás más cuando seas rico. Y si eras un agarrado y un engreído, seguirás siéndolo con los bolsillos llenos.

Sobre el autor

Victor

En una red profesional mis debilidades se disminuyen y ayudo a otros con mis fortalezas. No todos somos iguales, ahí esta la riqueza, en la diversidad.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Accede logged in para añadir tus comentarios.

Contactar

---------------------------

www.trabajoenredtv.es

info@trabajoenredtv.es

PRIVACIDAD

Recibir noticias